Bukele afirma que está «a punto de ganar la guerra contra las pandillas»

PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317
F1911753-0A7B-423F-84A2-4818C8AC0AE5
09AA900B-3293-4A8B-B975-1CD553E22C6C

Lee y Comparte

Shares

El Salvador.- El presidente salvadoreño, Nayib Bukele, ha asegurado este miércoles en un discurso por el aniversario del tercer año de su mandato que está «a punto de ganar la guerra contra las pandillas».

«En tres años hemos arrebatado el poder a los poderes fácticos y lo hemos dado al pueblo y la gente ya siente cómo es vivir sin actividad de pandillas», ha recalcado Bukele ante 79 parlamentarios en la Asamblea Nacional de El Salvador.

Así, ha afirmado que el país latinoamericano «está cerca de una realidad que fue negada» y que se atrevería a decir que hasta hace pocos meses «muchos salvadoreños se preguntaban si algún día lo lograrían».

En este sentido, el mandatario ha culpado a los partidos de la oposición de ser responsables de la proliferación de la violencia ejercida por las pandillas y ha mencionado que más de 120.000 personas han sido asesinadas, «sin contar desaparecidos».

Asimismo, ha subrayado que la bajada de asesinatos durante su administración se debe al éxito del ‘Plan Control Territorial’ iniciado 20 días antes de su Gobierno, en 2019.

Bukele ha enviado un mensaje a los «amigos y no tan amigos» de la comunidad internacional: «Quienes quieran apoyarnos son bienvenidos a construir este sueño con nosotros, pero los que no mejor apártense, no vamos a permitir que vengan a nuestra casa a decirnos qué hacer o darnos órdenes», ha aseverado.

«Queremos ser amigos, socios, aliados, pero no colonia ni patio trasero. Nuestras puertas están abiertas de par en par pero no vamos a permitir que vengan a decirnos lo que debemos hacer», ha agregado el presidente.

Este mensaje ha sido emitido debido a que El Salvador ha recibido constantes solicitudes de organismos internacionales para respetar y garantizar la defensa de los Derechos Humanos.

Así, ha recalcado que su Gobierno no es una «dictadura», es un «liderazgo democrático» y ha precisado que no se tendrán en cuenta los asesinatos de pandilleros durante enfrentamientos con las Fuerzas de Seguridad. «El Salvador se habría convertido en mayo en el país más seguro de América Latina», ha remachado.

«El Salvador, que por muchos años fue de las pandillas, al fin es nuestro y la victoria está lista y seguimos», ha sentenciado.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.