Blanquea en solo dos minutos tus dientes con este maravilloso remedio casero

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

Shares

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Lo sabemos, tener una hermosa sonrisa es el deseo de todos, los dientes son la carta de presentación de una persona y estos tienden a generar cierto tipo de impresión sobre los demás.

Es por esta razón que casi todos queremos tener nuestros dientes blancos y pulcros como la gran parte de los famosos.

Es por ende que algo que ayuda a mantener los dientes más blancos es tener una idónea salud bucal. Así te robarás las miradas de todos mientras le sonríes. Al mismo tiempo el día de hoy te vamos a mostrar un remedio casero el cual te servirá para blanquear tus dientes en tan solo dos minutos.

Lo mejor de todo es que no tendrás que gastar mucho dinero como si estuvieses comprando algún tratamiento odontológico los cuales son bastante caros. Con este truco podrás dejar de preocuparte por tu dentadura, y a limpiarla por ti mismo de manera sencilla, rápida, efectiva y duradera.

Ingredientes

Bicarbonato de sodio.

Un limón.

Estos dos simples ingredientes son lo necesario para lo que estamos buscando. Una vez que los tengas a mano debes de seguir los siguientes pasos para hacer correctamente el tratamiento.

Pasos a seguir

1.- Buscas un recipiente hondo y coloca una cucharada de bicarbonato de sodio para que así no se salga del envase en ningún momento.

2.- Ahora partes el limón por la mitad.

3.- Exprime una cucharada de limón de forma tal que quede solamente el jugo.

4.- Mezcla el jugo de limón con el bicarbonato de sodio que tienes en el recipiente.

5.- Busca una servilleta y con ella vas a agarrar la mezcla y la vas a aplicar en tus dientes (cada uno de ellos).

6.- Esperarás dos minutos para que pueda hacer efecto.

8.- Enjuagarás muy bien tus dientes para que puedas ver los resultados esperados. Haciendo 4 buches de agua y luego botándola por el lava manos.

Ahora simplemente solo te queda mirarte al espejo y comprobar por ti mismo que tienes mucho más blanco los dientes. Te recordamos que este procedimiento no se puede usar muy seguido por lo tanto no debes abusar de sus bondades. Pues si lo haces muy seguido puede que desgastes el esmalte de tus dientes. Por lo que debes de tener pendiente que debes usar este remedio con moderación para que no le cause algún efecto secundario a tu salud bucal.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.