Autoridades mantienen cerrado el matadero de Moca por falta de fosa séptica

MOCA, ESPAILLAT. Ante la falta de una fosa séptica adecuada y una planta de tratamiento, los ministerios de Salud Pública y de Medio Ambiente y Recursos Naturales, mantienen clausurado desde hace nueve meses el matadero municipal, lo que ha creado inconvenientes a comerciantes y consumidores de carnes.

Marlene Fernández, directora provincial de Medio Ambiente, declaró que la suspensión de las labores en el matadero se debió a que los desechos de los animales que sacrificaban iban a parar al río Licey, provocando una gran contaminación.

“El agua iba a parar a la fuente acuífera que pasa por ahí detrás y, como tú comprenderás, lo estaba contaminando y todo su alrededor”, sostuvo Fernández.

Dijo que una vez terminados los trabajos por parte del Ayuntamiento local en el matadero, realizarán una reinspección para determinar si el local está en condiciones para operar nuevamente.

El alcalde de Moca, Ángel López, indicó que las exigencias de Medio Ambiente fueron acatadas, y trabajan en los detalles finales para poner en funcionamiento la fosa séptica y la planta de tratamiento.

Agregó que una vez terminados esos sistemas, trabajarán en la capacitación del personal que allí labora.

El ejecutivo municipal recordó que el cierre del matadero fue una acción conjunta que tomó su administración municipal con las autoridades de Medio Ambiente, Salud Pública y Ganadería, debido a que ese centro no reunía las condiciones higiénicas requeridas.

Aunque no especificó fecha, López se comprometió a concluir esa obra en los próximos meses.

La semana pasada carniceros del municipio sacrificaron, frente al matadero varias reses, en protesta por el cierre del establecimiento, el cual lleva casi un año en reparaciones por parte de la alcaldía local.

Consultados por reporteros de Diario Libre, los carniceros coincidieron en señalar que se vieron obligados a sacrificar las reses frente al lugar por necesidad y por la negligencia que han mostrado las autoridades en los trabajos de remodelación del local.

“Para nosotros matar un animal tenemos que ir a La Vega, que es donde está el matadero más cercano”, declaró Aquiles Pérez, uno de los 50 carniceros que aboga por la apertura del matadero municipal.

Tanto Pérez como otros carniceros dijeron esperar que las autoridades culminen los trabajos del matadero, ya que de ese centro se benefician directamente cientos de familias.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.