Astrazeneca se aplica en Europa; sus países aceleran campaña vacunación

ROMA.- Italia empieza a vacunar a su población con Astrazeneca. En plena batalla europea por acelerar los procesos de vacunación, el país transalpino inició este jueves en el Lazio una campaña masiva dirigida inicialmente a los profesionales de la salud menores de 55 años.

Tras estos irán siendo vacunados también los profesores, si bien de momento y como sucede en otros países el número de dosis recibidas es muy inferior al esperado, con 250.000 dosis como primera entrega el pasado sábado, cuando el Gobierno italiano esperaba recibir 28 millones solo en el primer trimestre del año.

Desde la OMS, donde han presentado un detallado informe sobre la Astrazeneca, instan a su vez a los distintos Gobiernos europeos a compartir datos con el objetivo de acelerar el trabajo.

Así lo pedía su director regional para Europa, Hans Kluge, que aseguraba que «los fabricantes y los proveedores de atención sanitaria deben compartir los datos clínicos y los expedientes con la OMS para que podamos acelerar las listas de uso de emergencia». Kluge también recordaba que la Organización está también «identificando centros de producción más pequeños con suficiente capacidad y criterios de calidad para ayudar a la fabricación de componentes de vacunas».

Alemania prolonga su cierre a la vida pública

Y es que las tasas de infección siguen siendo preocupantemente altas en buena parte del continente. Países como Irlanda o Alemania han optado por prolongar aún más las distintas restricciones. El Gobierno de Angela Merkel, que amplía las medidas hasta el 7 de marzo, se ha visto obligado a explicar esta decisión en el Parlamento alemán:

«No fuimos lo suficientemente cuidadosos ni rápidos, y es una lección que no debemos olvidar», decía la canciller en el Bundestag. «No volvimos a cerrar la vida pública con la suficiente antelación y consistencia en medio de los indicios de la segunda ola y a pesar de las advertencias de varios científicos».

Los distintos Gobiernos notan también estos días la presión de todos los sectores relacionados con el mundo del esquí, en plena temporada alta para este deporte. Hace un año la apertura de las pistas tuvo parte de culpa de lo acabaría siendo la primera ola, por lo que a los máximos responsables les toca tratar de mantener el difícil equilibrio entre el desastre económico y la reincidencia en los errores pasados.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.