Asesinan en El Bronx pelotero dominicano aficionado y hieren su novia dentro del vehículo.

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

Shares

El pelotero dominicano aficionado Sergio Jiménez de 21 años de edad fue asesinado de dos balazos y su novia no identificada, fue herida también con dos tiros mientras la pareja se encontraba dentro de la guagua blanca tipo SUV BMW que la víctima fatal había estacionado en la calle 171 Este cerca de la avenida Townsend en el vecindario Mount Eden en El Bronx, el domingo a las 10:15 de la noche.

Las balas atravesaron la carrocería y el vidrió delantero del vehículo, siendo Jiménez impactado en el cabeza y la espalda, mientras su novia de 18 años fue alcanzada en la espalda y una mano.

Jiménez estaba sentado delante del volante después que acababa de estacionar la guagua

Era padre de un hijo de dos años de edad y llegó de República Dominicana a Nuevas York cuando tenía 8 con la esperanza de progreso y un día llegar a las Grandes Ligas.

Quienes lo vieron jugar como Jorge Santiago de 74 años, dicen que contaba con muchas habilidades y destreza en el béisbol para llegar a la Gran Carpa.

Su padre del mismo nombre dijo este lunes que su hijo le contó sobre una discusión que tuvo con un sujeto pero nunca se imaginó que alguien lo iba a asesinar.

A pesar de que su hijo habló sobre una pelea con un rival del vecindario, Sergio Jiménez nunca imaginó que la disputa terminaría así: con su hijo fatalmente baleado en la cabeza mientras estaba sentado en un BMW en el Bronx.

El hijo de 21 años, también llamado Sergio Jiménez, murió en una ráfaga de disparos que atravesó su SUV BMW blanca mientras estaba sentado detrás del volante en E. 171st S. cerca de Townsend en Mount Eden alrededor de las 10:15 pm del domingo.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.