Aprueban más impuestos a las telecomunicaciones para sustentar 9-1-1

En medio de denuncias e intensos debates entre legisladores del partido de Gobierno y de oposición, la Cámara de Diputados aprobó en segunda lectura la modificación a la ley 140-13, sobre sistema de atención a emergencias 9-1-1, con la que se crea una tasa para su sostenibilidad y expansión que grava el sector de las telecomunicaciones.

La iniciativa fue acogida en segunda lectura con 101 votos a favor y 37 votos en contra. La pieza pasa ahora al Senado de la República.

La fuente de financiamiento del sistema 9-1-1 será a través de la creación de una Tasa para el Desarrollo y la Sostenibilidad que será pagada por las prestadoras de servicios de telecomunicaciones con licencia en el país al Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel). La tasa corresponderá a un monto fijo de 0.02 dólares americanos o su equivalente en pesos, por cada minuto de tráfico de voz internacional entrante que termine en sus redes o transitada a las redes de otras Prestadoras de Servicios de Telecomunicaciones. También se cobrará un monto fijo de 0.0025 dólares americanos o su equivalente en pesos, por cada mensaje de texto (SMS) internacional entrante que termine en sus redes. 

Con las reformas que introdujo el creador de la ley, el diputado Elías Serulle, el Sistema Nacional de Emergencias dependerá permanentemente del Ministerio de la Presidencia y no de Interior y Policía como establece la vigente legislación.

Elías Serulle defendió con garras la propuesta ante las siete intervenciones previas que hicieran los diputados Amado Díaz, Ronald Sánchez, Francisco Paulino, Enmanuel Bautista Taveras, Ginette Bournigal y Bertico Santana, congresistas del PRM.

Debates previo a la aprobación

El debate inició tras el turno de Orlando Espinosa Medina, presidente de la Comisión de Interior, quien rindió un informe favorable de la pieza.

Luego de esto, vino la avalancha de denuncias por parte de los legisladores del PRM que también son miembros de esa Comisión. Inició el turno Amado Díaz, quien explicó a qué se debió el cambio de parecer de los legisladores de su bancada, quienes en el informe de la primera lectura del proyecto aparecen firmando y ayer le retiraron el apoyo.

“En una intervención que tuvo el ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, en la comisión nos manifestó a viva voz, que este era un proyecto consensuado con todos los sectores. Sin embargo, al mentir deliberadamente, y no sabemos la causa porque lo hizo, nos vimos precisados a retirar nuestra firma, cuando apareció en los medios nacionales el presidente del Indotel y todas las prestadoras de servicios diciendo que no hubo consenso y que la Comisión de Interior mintió”, dijo el diputado al tiempo que pidió a los legisladores pensar bien a la hora de votar por este proyecto.

Le siguió Ronald Sánchez, quien en la primera lectura del proyecto pidió que se votara a favor, y ayer denunció que la Comisión de Interior fue víctima de un “timo”. “Nos engañaron vilmente en la Comisión de Interior y Policía. Aquí vino el ministro de la Presidencia, junto a una viceministra y un equipo, haciéndose pasar por representantes de las prestadoras de servicios. Y luego resulta que las prestadoras nunca pasaron por aquí”, dijo el legislador, a quien la presidenta de la Cámara, Lucía Medina, hizo un llamado de atención, por considerar la acusación como delicada.

Sánchez encontró el apoyo en su compañero de bancada, Bertico Santana, que solicitó que el proyecto retornara a la Comisión y se conformara otra comisión para investigar dicha denuncia, pero al ser sometidas a votación las propuestas fueron rechazadas.

En tanto que Enmanuel Bautista dijo que no estaba en contra del proyecto, pero que se debía transparentar cómo serían usados los fondos. “Cuando uno se pone a pensar que el Gobierno empezará a percibir cinco mil millones de pesos al año, en 10 años serán 50 mil millones de pesos, cuando se multiplica ese gravamen. Además Taiwán ha donado 10 millones de dólares, para la compra del edificio, el Gobierno de los Estados Unidos entregó 14 millones de dólares, además del aporte de las prestadoras de servicios de 200 millones de pesos, y otros servicios que cubre la Liga Municipal Dominicana. Yo pregunto ¿y este barril sin fondo?

Elías Serulle salió a la defensa de su proyecto cuando le tocó la palabra. Valoró las cosas positivas y negativas que expusieron durante los debates. “El sistema 9-1-1 es el activo más importante con que cuenta en la actualidad la sociedad dominicana”, inició diciendo, para arremeter, “lo más extraño que encuentro es que algunos defiendan a tres, cuatro o cinco empresarios de esas multinacionales compañías telefónicas, y no se preocupen por defender a más de 10 millones de personas que se beneficiarán del 9-1-1 y la seguridad que este brindará”, dijo eufórico Serulle. 

Negó que con esta modificación se vean cargados de nuevos impuestos los dominicanos, tanto del territorio nacional, como los que viven fuera, al tiempo que retó a las prestadoras a probar que se trata de un impuesto.

“No hay manera que esas empresas telefónicas no le carguen esos impuestos a los dominicanos, por lo tanto hay que quitarles algo de los grandes beneficios que se ganan esas empresas”, apuntó.

Expuso que la iniciativa establece la instalación de cámaras para vigilar el tráfico vehicular y de las personas en las calles, que permitirán una mejor seguridad ciudadana. “Tenemos una responsabilidad en este Congreso que es organizar esta sociedad con instrumentos que favorezcan la población. 

Sistema de cobro de la Tasa de Sostenibilidad

De acuerdo al proyecto, el mecanismo que usará el Indotel para el cobro es el siguiente: notificará a cada Prestadora de Servicios, mensualmente un requerimiento de pago de la tasa, entonces las Prestadoras abonarán la tasa al Indotel dentro de los quince días calendario siguientes a la recepción del requerimiento mensual de pago. El Indotel deberá liquidar los montos recaudados mensualmente por concepto de la tasa para el Desarrollo y la Sostenibilidad y depositarlo en la Cuenta Única del Tesoro. La Tesorería Nacional creará un fondo especializado para financiar las operaciones del Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad 9-1-1, estos montos recaudados se consignarán en el Presupuesto del Estado. Francisco Paulino, del PRM, criticó que ese gravamen lo administrará una institución no facultada para recaudar.

Reacciones

Tenemos la responsabilidad de organizar la sociedad con instrumentos que favorezcan la población, como el 9-1-1 ”.
Elías Serulle 
Diputado del PLD

El 9-1-1 es un barril sin fondo, no estoy en contra, pero hay que transparentar como se manejará ese impuesto”.
Enmanuel Bautista 
Diputado del PRM

La prisa con que se quiere aprobar el proyecto, es que quien lo regentea está vencido en esa posición”.
Amado Díaz 
Diputado del PRM

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.