Angela Merkel advirtió que los nuevos contagios pueden multiplicarse por 10 y pidió dos meses de restricciones duras

Michel Kappeler
Michel Kappeler

La canciller de Alemania, Angela Merkel, advirtió este martes que la propagación en su país de la variante británica del coronavirus podría multiplicar la incidencia acumulada por diez en los próximos tres meses, informó el diario local Bild.

Merkel realizó estas declaraciones en una reunión con el grupo de trabajo de Interior del bloque de diputados conservadores en el Bundestag (cámara baja alemana) en la que defendió la necesidad de aplicar “medidas duras” durante los próximos dos meses.

“Si no logramos parar esa variante británica tendremos para Semana Santa una incidencia diez veces mayor. Necesitamos aún entre ocho y diez semanas de duras medidas”, aseguró la canciller, según asistentes al encuentro.

Alemania inició el pasado lunes una fase más estricta de su segundo confinamiento, en la que se prolongan hasta el 31 de enero las medidas vigentes a la vida pública y la actividad económica, y se endurecen algunas de ellas. La incidencia acumulada (la proporción de personas que enferman en un periodo de tiempo concreto) en los últimos siete días aumentó a 164,5 casos por cada 100.000 habitantes.

La cultura, el ocio, la gastronomía, los comercios no esenciales y los colegios permanecen cerrados, mientras que las reuniones privadas fueron limitadas a los convivientes más una persona de fuera del domicilio.

Además, los residentes de los distritos con un incidencia acumulada en siete días de más de 200 casos por cada 100.000 habitantes -como puede ser el caso de Berlín a partir de hoy- no pueden alejarse más de 15 kilómetros de su localidad.

Mesas vacías en un restaurante cerrado en Odeonsplatz en Munich, Alemania, el martes 5 de enero de 2021. Andreas Gebert/Bloomberg

La canciller, quien ha favorecido siempre la vía estricta frente a las autoridades de los estados federados, mencionó en su encuentro con los diputados conservadores una posible prolongación de entre ocho y diez semanas de las restricciones, esto es, hasta principios o finales de marzo.

Merkel hizo un pronóstico sobre la evolución de la pandemia a finales de septiembre (19.200 casos diarios para diciembre) que fue recibido entonces con escepticismo y que finalmente la realidad superó.

CON INFORMACIÓN DE EFE

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.