Analizan el impacto de la Reforma Protestante, 500 años después

Slider

Lee y Comparte

SANTO DOMINGO. El impacto producido en Europa y otras latitudes por la Reforma Protestante fue analizado ayer, desde distintos ángulos por académicos y religiosos, durante una jornada de conferencias, paneles y exposiciones, organizada por el Ministerio de Cultura y la Embajada de la República Federal de Alemania.

Al pronunciar las palabras de salutación, el director de la Biblioteca Nacional Pedro Henríquez Ureña, Diómedes Núñez Polanco, expresó que miles de obras referidas a este acontecimiento y a Lutero han sido editadas durante los últimos 500 años, y las bibliotecas son los receptores naturales de esos recursos de información.

Enfatizó que precisamente la Biblia fue una obra clave en el desarrollo de la cultura universal, en especial para la Alemania del siglo XVI, y recordó que tras la persecución de que fue objeto Lutero, y siendo protegido por Federico III, El Sabio, tradujo al alemán en tiempo récord el Nuevo Testamento, hecho muy oportuno para las diversas comunidades lingüísticas, que acercó a las grandes poblaciones el texto universal.

En tanto, el sacerdote Ramón Alfredo de la Cruz Baldera, rector de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PCMM), expresó que hoy se reconoce que Lutero no quiso fundar una nueva iglesia, sino reformarla para hacerla más fiel al evangelio y testigo de Dios en el mundo.

“Pero tampoco queremos encerrarnos negando la triste historia de la división y de mutuo rechazos entre católicos y luteranos. Aceptar la historia, su pasado tal cual fue, es la mejor forma de mejorar”, agregó.

En la jornada de la mañana, efectuada en la Biblioteca Nacional, además hablaron Sabine Bloch, embajadora de Alemania, Urs Schnider, embajador de Suiza y la reverenda Susana Sánchez, directora de la Escuela de Teología de la Universidad Evangélica.

En el panel de expertos expusieron Mu-Kien Adriana Sang Ben, presidenta de la Academia Dominicana de la Historia; el padre Martín Lenk, director del Instituto Superior Pedro Francisco Bonó; el arquitecto José Enrique Delmonte Soñé, de la Fundación Erwin Walter Palm; Carolina Armenteros, de la PCMM; el pastor Francisco Ureña Ozoria, de la Iglesia Metodista Dominicana, y Telésforo A. Isaac, obispo de la iglesia episcopal anglicana.

Al referirse al panorama socio-económico de la Reforma Protestante, Sang Ben recordó que el movimiento produjo el rompimiento de la unidad cristiana y el surgimiento de otras iglesias. Además, explicó el contexto social y económico del trascendental acontecimiento.

La historia
 
Los organizadores recordaron que la Reforma Protestante tuvo su génesis el “31 de octubre de 1517, en la iglesia del Castillo de Wittenberg, en el ducado de Sajonia, Alemania, cuando el monje Martín Lutero clavó sus famosas 95 tesis”. Las reflexiones del religioso se convirtieron en uno de los grandes acontecimientos culturales de la historia, indicaron en un brochure.

“Así nacía la Reforma Protestante. Desde luego, sus raíces se hunden en diversas manifestaciones eclesiales reformadoras realizadas durante la Edad Media. No solo dejó huellas profundas en Europa, sino también en América”, agregaron.

Expresaron que para conmemorar el acontecimiento y homenajear a los sabios y valientes personajes que iniciaron el movimiento, en todo el mundo se están realizando actos conmemorativos del 500 aniversario.

Además de las conferencias y del panel de expertos realizados ayer, se mantienen abiertas exposiciones en la biblioteca y en la Librería Cuesta, la Biblioteca Antillense Salesiana y el Pontificio Seminario Mayor Santo Tomás de Aquino.

Igualmente, el Instituto Postal Dominicano ha editado un sello postal del aniversario de la Reforma Protestante.

 
 

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.