Alianza País apoya resistencia de comunitarios a desalojo

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
4CD39034-DFC0-45F6-AB78-9DB9A2B42994

Lee y Comparte

Shares

SANTO DOMINGO. Bajo la consigna “Casa por casa”, la dirigencia del partido Alianza País (AlPaís) en la Circunscripción tres del Distrito Nacional manifestó su solidaridad con las 1,400 familias del sector Domingo Savio, frente al desalojo que el Gobierno pretende realizar en la comunidad.

AlPaís llamó a los comunitarios del Domingo Savio a rechazar los ofrecimientos de dinero que les hace el Gobierno, porque, a su juicio, con los costos actuales de las viviendas no podrían adquirir otra casa que les permita cambiar sus condiciones de vida. Sobre todo, argumentan, porque el Gobierno ha mantenido un discurso contradictorio y poco confiable: primero, el presidente Medina el 27 de febrero de 2017 dijo que el desalojo sería la última fase del proyecto, pero en la ejecución del mismo se está haciendo todo lo contrario, pretendiendo desalojar primero, sin garantías a estas familias humildes.

“Los moradores del Domingo Savio deben mantenerse firmes en su reclamo de que el desalojo se realice de casa para casa. Los comunitarios deben oponerse a dejar sus viviendas hasta tanto no tengan la seguridad que van a salir de sus residencias a otras casas”, recomendó la dirigencia del partido.

Los dirigentes de Alianza País en la zona Norte del Distrito aseguraron que comparten con las familias de estas comunidades las preocupaciones e incertidumbres, ya que el desalojo puede significar quedarse en las mismas condiciones de vulnerabilidad y carencias habitacionales y pueden perder lo poco que tienen y que han construido a lo largo de sus vidas.

“La solución a los problemas ambientales y de vivienda en la ciudad de Santo Domingo debe ser integral, con políticas que aseguren viviendas dignas y seguras, servicios públicos accesibles y de calidad, sobre todo de agua, saneamiento y electricidad”, subrayó la organización.

Asimismo, señalaron que el desalojo no puede romper las redes de solidaridad que como vecinos han establecido los comunitarios de estos barrios, sino que estos lazos deben ser fortalecidos. Tampoco, aseguran, el desalojo debe afectar los medios de sobrevivencia que se han en desarrollado en la comunidad y zonas aledañas. Alianza País plantea que es necesario el saneamiento y mejora ambiental, recuperación de los ríos Isabela y Ozama, “pero que esto debe hacerse reconociendo el derecho de las familias a una vivienda digna, a ampliar sus oportunidades de empleo, educación y desarrollo humano”.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.