Alerta en línea ¿Sabes si alguien intenta contactar a tus hijos?, Qué puedes hacer?

En el contexto actual producto de la pan­demia, en el que la conexión a internet se ha vuelto primordial tanto para padres como para hi­jos, la exposición a situaciones de peligro en la red se ha incremen­tado y, con ello, las preocupacio­nes de los adultos por la ciberse­guridad de los menores.

No obstante, muchos aún des­conocen ciertas experiencias que los niños podrían estar viviendo en la red y poniendo en peligro su integridad.

Así lo demuestra un estudio desarrollado en la región por la compañía global de cibersegu­ridad Kaspersky que reveló que uno de cada 10 padres latinoame­ricanos ignora si un desconocido ha intentado ganarse la confianza de sus hijos en línea. En tanto, un 7% reconoce que al menos una vez, un extraño ha contactado a sus niños por alguna razón.

La empresa publicó que el son­deo evidenció además que la ma­yor preocupación que los pro­genitores tienen mientras los menores navegan en internet es que sean acosados sexualmente

 La segunda gran inquietud de los adultos es que los niños con­suman contenido inapropiado, especialmente pornográfico.

La investigación reveló tam­bién que, en promedio, el 13% de los progenitores latinoameri­canos no ha establecido reglas de seguridad en internet para sus hi­jos, pero cree que debería hacer­lo; mientras un 77% sí ha discuti­do en familia al respecto.

En cuanto a las acciones para proteger a los menores de las ame­nazas cibernéticas, limitar el tiem­po de uso de las pantallas es la me­dida más utilizada por los adultos latinoamericanos, con 84%. En tanto, solo un 10% solicita al pro­veedor de internet bloquear el ac­ceso a sitios inapropiados.

¿Qué hacer?

Para ayudar a los padres a prote­ger a sus hijos del acoso sexual y  otras amenazas en internet, Kas­persky recomienda:

1. Conversa periódicamente con tus hijos acerca de los peli­gros en línea. Asimismo, trata de ser su guía sobre seguridad en la red y entrégales la confianza pa­ra que se acerquen a ti ante cual­quier situación que los haga sen­tir incómodos (acoso, sexting, grooming).

2. Enseña a tu hijo a bloquear e informar cuando vea o experi­mente cualquier situación pro­blemática en la web. Esto ayuda a crear una buena etiqueta en línea y refuerza la seguridad de tu hijo para tomar control.

3. Comparte la responsabili­dad. Enseña a tu hijo a actuar en línea de la misma forma que lo haría offline. Si hay algo que no enviaría, compartiría ni diría en el mundo físico, entonces tampo­co debería hacerlo en línea.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.