Alemania: Pareja de hermanos con 4 hijos lucha por legalizar su unión

PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317
F1911753-0A7B-423F-84A2-4818C8AC0AE5
09AA900B-3293-4A8B-B975-1CD553E22C6C

Lee y Comparte

Shares

Los hermanos Patrick Stuebing y Susan Karolewski, residentes en Alemania, tienen 4 hijos y afirman que están enamorados. Desde hace más de 15 años exigen el fin de las leyes que prohíben su relación sentimental.

Stübing, de 44 años, y su hermana menor, impulsaron una campaña para pedir que el incesto sea legal en su país.

A pesar del problema legal que eso implica, Stübing y Karolewski iniciaron una relación física y, entre 2001 y 2015, tuvieron 4 hijos juntos. Dos de ellos son discapacitados, mientras que otro tiene una malformación cardiaca.

Stübing fue adoptado de niño y localizó a su familia biológica cuando tenía 23 años. Luego de conocer a su hermana, y tras la muerte de la madre de ambos, «la confianza se convirtió en otro tipo de amor», declaró Karolewski al Daily Mail. Entonces, ella tenía 16 años.

«Me convertí en cabeza de familia y tuve que proteger a mi hermana. Ella es muy sensible, pero nos ayudamos mutuamente durante este periodo tan difícil y finalmente (su relación) se volvió física», agregó Stübing.

En 2002 los hermanos fueron juzgados por incesto ante un tribunal de Alemania. Stübing afirmó entonces que «ni siquiera sabía que estaba haciendo algo malo» y no se dio cuenta de las ramificaciones legales que implicaba su relación.

Patrick tuvo que cumplir una pena de tres años y un mes de prisión por ese delito. Su hermana fue absuelta por sufrir de un «ligero retraso madurativo», según la justicia local.

Tras años de idas y venidas con el sistema judicial alemán, Stübing y Karolewski iniciaron una campaña para pedir que el incesto sea legal.

En 2012 llevaron su desafío al Tribunal de Derechos Humanos, pero la propuesta fue rechazada porque «no había pruebas suficientes» para sugerir una «posible tendencia a la despenalización de tales actos».

Según el Daily Mail, la pareja sigue unida con sus 4 hijos y vive en el este de Alemania, donde el incesto entre hermanos aún es considerado ilegal.

Sin embargo, el genetista alemán Jürgen Kunze explicó a BBC que la penalización de esta práctica se basa en una larga tradición en las sociedades occidentales. Además, varias investigaciones médicas muestran que existe un mayor riesgo de anomalías genéticas en los hijos concebidos por parientes cercanos.
Cuando dos hermanos tienen hijos, hay un 50% de posibilidades de que el niño sea discapacitado, afirmó Kunze.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.