Alarmante contaminación del agua de la llave y botella en RD

La gran cantidad de personas enfermas por problemas estomacales y de la piel presentada en los últimos meses en el país, están, según especialistas, asociados a la contaminación del agua que llega por la llave en los hogares dominicanos.

Se tomaron muestras de agua directamente de la llave, no de cisternas, en Villa Juana, Mejoramiento Social y la Zona Universitaria y tras enviarla a un laboratorio los resultados arrojados fueron  alarmantes.

¨El agua de la zona universitaria realmente no es un agua potable para el consumo. Mientras que en Villa Juana, presentó un alto grado de contaminación de bacterias fecales. En el Mejoramiento Social, después de observar los resultados del laboratorio del agua, fue la única de las tres que salió con mejor calidad¨, enfatizó el doctor Frank Reyes.

Pero el agua que llega por las tuberías y la que compramos para saciar la sed con estos altas temperaturas que están azotando al país, se pueden dar la mano por la contaminación. Recientemente  el  Instituto de Microbiología y Parasitología (IMPA) de la UASD realizó un estudio eligiendo 130 muestras de agua de 32 marcas de botellas embotelladas de 16 onzas, en 13 provincias al azar. Tras varios días de exámenes encontraron que una de cada tres botellas estaba contaminadas con heces fecales.

¨Dentro de las muestras encontramos aerobios mesófilos, también encontramos Escherichiacoli en un caso, y encontramos psuodonomas en tres casos. Pero nosotros pensamos que eso puede ser contaminado durante el proceso de embotellamiento ¨, dijo el doctor Modesto Cruz, director del IMPA.

Luego de consumir tan sólo un trago de agua de estas botellitas  contaminadas la persona pueden presentar diarreas, dolor de cabeza, gastroenteritis, vómitos y fiebre.

Tras la investigación presentada por los especialistas de la UASD, los más de 200 empresarios que conforman la Asociación Dominicana de Aguas Purificadas (Adeagua) levantaron molestias ante el hermetismo de los nombres de las marcas con la que los investigadores trabajaron.

¨La ausencia de nombres sólo beneficia al que está cometiendo una infracción. ¿Por qué?, porque es el único que ha quedado bien¨, comentó David Torio, director de Adeagua.

Las empresas formales han generado en los últimos cinco años cerca de 9 mil empleos directos y unos 10 mil empleos indirectos, sumando la producción y el desarrollo del país.  Las inversiones de las empresas de ésta rama superan los US$400 millones, calcula el presidente de Adeagua.

El informe final de la UASD, será entregado en el mes de agosto al Ministerio de Salud Pública.

Existen alrededor de 300 empresas que trabajan legalmente y poseen los sellos de autenticidad por el Instituto de Calidad Dominicano (Indocal), antes conocido como Digenor. Pero hay más  de 1.700 negocios clandestinos sin autorizaciones por parte del Ministerio de Salud Pública, vendiendo el vital líquido principalmente en las calles de San Pedro de Macorís, La Romana, Distrito Nacional y la Provincia Santo Domingo.

¨Hemos tenido falsificación de sellos de calidad de agua. Hemos visto plantas que utilizan sellos de Indocal que no lo tienen en la práctica y hemos procedido a decomisar esos sellos de calidad y a multar a esas empresas¨, añadió la doctora Anina del Castillo, directora Ejecutiva de Pro-Consumidor.

El director de Adegua adelantó que en el país existen personas mal intencionadas que se han dado la tarea de falsificar aguas llenando los botellones en ríos y hasta de la llave.

CIERRES DE EMBOTELLADORAS. El pasado mes de marzo el Ministerio de Salud Pública, a través de la Dirección General de Medicamentos, Alimentos y Productos Sanitarios (DIGEMAPS), cerró tres plantas procesadoras de agua ubicadas en Santo Domingo Este.

Los propietarios de Agua Azul, Agua Ahiana y Agua Cofresí, laboraban sin permisos sanitarios. Se le incautó 85 rollos de etiquetas, 2 equipos osmosis para el tratamiento del agua, tres bombas, 200 tapas y 53 botellones listos para su distribución.

¨Dos de las tres plantas vinieron por una denuncia. Cuando se obtienen esas evidencias procedemos hacer un informe que llega aquí al ministerio se presenta a la alta autoridad y se desciende con un abogado, con un perito a un cierre oficial donde se clausura totalmente¨, dijo Carolina Díaz Espinosa, directora Digemaps

En el mundo alrededor de 2 mil millones de personas consumen agua contaminada con heces fecales, según un estudio realizado el pasado año por la  Organización Mundial de la Salud (OMS).

Fuente: ndigital.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.