Al menos 9 niños muertos tras una explosión accidental cerca de un colegio

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

Shares

Kabul.- Al menos nueve niños murieron y otros cuatro resultaron heridos este lunes en el este de Afganistán tras explotar por accidente cerca de una escuela uno de los muchos artefactos sin detonar presentes en el país tras décadas de guerra.

El incidente se produjo esta mañana en la provincia de Nangarhar al detonarse el artefacto explosivo mientras un individuo recolectaba partes de hierro, afirmó a Efe el representante de la oficina de Información y Cultura regional, Hanif Nangarhari.

Como resultado de esto, nueve niños murieron y cuatro resultaron heridos, indicó. De acuerdo con medios afganos, la explosión tuvo lugar en las proximidades de una escuela en el distrito de Lalpura, en Nangarhar.

Afganistán ha sufrido durante años los efectos causados por los restos de explosivos y minas antipersona, que han ido quedando en el país tras décadas de conflicto armado. Las viviendas abandonadas y las áreas remotas representan un mayor peligro para la población civil, al no haber podido ser despejadas por los artificieros.

Los niños son especialmente vulnerables a los explosivos que quedan atrás en zonas de conflicto, al manipularlos o jugar con ellos al no ser conscientes de su peligro.

Un incidente similar tuvo lugar el pasado 24 de noviembre cuando cuatro niños murieron y uno resultó herido tras una detonación ocurrida mientras los menores recolectaban partes de hierro para la venta.

Según Unicef, al menos 460 niños murieron como consecuencia del conflicto de Afganistán en los primeros seis meses de 2021, y señaló que esa es sólo la cifra de fallecimientos que la ONU ha podido constatar.

Durante varias décadas, empresas y organizaciones de desminado han trabajado en Afganistán para tratar de retirar los restos explosivos de guerra, entre las que destaca The Halo Trust, que en colaboración con el programa de desminado del país asegura haber despejado de minas alrededor del 80 % del territorio afgano.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.