Afganistán: un país sumergido en el conflicto y la guerra

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
4CD39034-DFC0-45F6-AB78-9DB9A2B42994

Lee y Comparte

Shares

Desde que inició la crisis en Afganistán el pasado 13 de agosto, específicamente en Kandahar, la segunda ciudad más importante de esa nación, es mucho lo que ha sucedido entre la incertidumbre de los extranjeros que priorizan salir de ese país, decisión que han tomado también de manera voluntaria miles de afganos.

El movimiento fundamentalista afgano, Talibán, que en el 1994 se había aperado del país, se revindicó cuando luego de irrumpir en Kandahar se apoderó de la capital, Kabul , luego del anuncio del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, quien había dicho que su país retiraría la presencia militar el próximo 11 de septiembre tras 20 años de los que hasta ahora se ha considera la guerra más larga del país norteamericano.

Las tensiones aumentaron en Kabul después de que ciudades clave, como Jalalabad y Mazar-i-Sharif, fueron tomadas por el grupo militante. 48 horas después que inició el conflicto, el presidente afgano abandonó el país cuando la crisis apenas iniciaba.

Más tarde, luego de una reunión de altos funcionarios con talibanes en el Palacio, las autoridades afganas entregaron el poder al movimiento que también ha sido considerado por Estados Unidos como terroristas.

Mientras, Estados Unidos, junto a otras naciones, se mantiene evacuando a todo ser humano que quiera huir de los talibanes desde el 14 de agosto (un día después que inició todo).

A la fecha, son más de 100.000 personas las que han sido sacadas casi a la fuerza desde el aeropuerto de Kabul, tras los talibanes permitir que se efectúen las evacuaciones hasta el 31 de agosto de este mismo año.

UN funcionario de la Casa Blanca dijo que esto fue el resultado de 14 vuelos militares estadounidenses que transportaron aproximadamente a 5.100 evacuados y 39 vuelos de la coalición que llevaron a 2.400.

El ataque con explosivos que el Estado Islámico (ISIS) se atribuye

La muerte de al menos 13 militares estadounidenses por ataques suicidas con bombas en el aeropuerto de Kabul el jueves es la peor pérdida para el Pentágono en Afganistán desde 2011.

El general Kenneth McKenzie, comandante del Comando Central estadounidense a cargo de Afganistán, dijo que los militares murieron cuando dos atacantes suicidas, presuntamente de la rama afgana del grupo yihadista Estado Islámico (EI), hicieron detonar explosivos junto a la puerta principal del aeropuerto y a un hotel cercano.

La guerra de dos décadas en Afganistán ha costado 1.909 vidas militares estadounidenses en combate. Ataques de supuestos aliados también se cobraron vidas de estadounidenses en Afganistán.

Biden criticado

Con los ojos cerrados y la voz quebrada, Joe Biden reflejó físicamente el terrible golpe a su presidencia por la muerte 13 militares estadounidenses en un atentado suicida durante la desesperada evacuación de Kabul. De vez en cuando parecía al borde de las lágrimas cuando hablaba de los “héroes” muertos. Y cuando dijo “Los perseguiremos y los haremos pagar”, dirigiéndose a los atacantes, había acero en su voz.

Sin duda, la presidencia de Biden se ha visto sacudida por el ataque en el aeropuerto de Kabul. Ahora, Biden debe persuadir a la nación y a los aliados de Estados Unidos de que cualquiera de los dos objetivos sigue siendo alcanzable.
El jueves temprano en Washington, la Casa Blanca presentó con orgullo las últimas cifras sobre las evacuaciones. Pero luego estallaron las bombas en momentos donde muchos de los estadounidenses critican la capacidad de Biden para sobrellevar la crisis afgana.

Mientras, sacará a su gente y “habrá respuestas contra los terroristas”

Visiblemente emocionado, el presidente estadounidense Joe Biden prometió “perseguir” a los autores de estos atentados y calificó de “héroes” a los soldados fallecidos.

El grupo yihadista Estado Islámico reivindicó el ataque, que agrava la dramática situación en el aeropuerto de Kabul, inmerso en una operación de evacuación a contra reloj para sacar del país a miles de extranjeros y afganos bajo protección occidental.

El 31 de agosto, plazo máximo de retirada de las tropas estadounidenses, debe terminar esta operación, pero con la fecha límite acercándose, varios países europeos ya anunciaron que finalizaban sus vuelos de repatriación.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.