Adolescentes fingen esparcir coronavirus en el Metro de Nueva York

En el Metro de Nueva York, ciudadanos pasaron momentos de angustia luego de creer que el coronavirus había sido esparcido en uno de los vagones en los que viajaban. Pero todo se trató de una broma realizada por un grupo de adolescentes identificados como David Flores de 17 años y Morris Cordewell de 19.

Los jóvenes abordaron el subterráneo, el 31 de enero, portando trajes de protección para materiales peligrosos. Estos son de color blanco, plastificados y cubren de la cabeza a las pies. También usaban guantes de latex y tapabocas. Uno de ellos cargaba una caja de plástico transparente con la palabra “Advertencia”. Dentro se lograba ver un líquido rojo.

En un video compartido en la cuenta de Instagram @soy.espinosa se sentaron tranquilos mientras las personas alrededor los observaban, hasta que un sujeto se atrevió a hablarles: “Espero que sea Kool-Aid”. Alguien más les preguntó “¿Eso es coronavirus?”. Los bromistas se limitaron a solo mostrar un pulgar hacia arriba como respuesta y decir que eran buenos.

Pero a los pocos segundos hicieron un movimiento que alertó a los pasajeros: levantaron la tapa del contenedor. De inmediato, algunos de los testigos gritaron y se alejaron del lugar. Pero la mayoría contuvo la calma, hasta que el adolescente que tenía la caja en las manos fingió resbalarse y derramar el líquido en el suelo.

Las personas que se encontraban cerca corrieron para evitar que el derrame los alcanzara. Algunos se mantuvieron escépticos y observaron la escena con gracia, sin moverse de su sitio. Momentos después, David y Morris intentaron calmar a los ciudadanos confesándoles que se trataba de una broma.

“La primera mitad la gente estaba un poco asustada. Después de decir ‘Es una broma’ la gente se reía», contó Flores al portal Insider.

Pero esta no ha sido la única broma torno al coronavirus. En Moscú una persona fingió estar infectada, también en el Metro. Él simuló un desmayo y, cuando las personas se acercaron a levantarlo, simuló tener convulsiones y ataques de tos. Cuando las personas a su alrededor lo vieron, se alejaron y salieron del vagón. El hombre se quedó tirado en el suelo.

La epidemia del coronavirus

Llamado COVID-19, el coronavirus ha provocado pánico en el mundo por su rápida propagación. El primer caso de esta bacteria, transmitida en un principio de animales a personas, se registró en diciembre del 2019 en Wuhan, China. Casi dos meses después, en febrero de 2020, se han confirmado más de 45.000 casos en 26 países.

Además a causa de los síntomas provocados por la infección, han muerto 1.115 personas. Sólo una de ellas sucedió fuera de China, en Filipinas.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se refirió a este virus como “el enemigo público número uno” y dijo que es un peligro “mayor que cualquier ataque terrorista”.

El usuario, también advirtió “Si no actuamos con urgencia habrá más casos y más costes”. Por lo que reunió a 400 expertos para estudiar y buscar un tratamiento. Además, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) comenzó a trabajar para combatir las consecuencias del brote. En tanto que el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) trabaja en todo lo referente a los niños y el Banco Mundial coordina el soporte financiero.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.