Adán Cáceres compara su juicio con la crucifixión de Jesús y el diálogo que tuvo con Pilato.

jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4

Lee y Comparte

El mayor general Adán Cáceres, imputado en la operación Coral por el Ministerio Público acusado de encabezar una red de corrupción, dijo que hace dos años esperaba ese momento tras tanto cuestionamiento mediático contra él y su familia.

“Por cerca de dos años esperé este momento y le doy gracias a Dios que por fin tengo esta oportunidad. Por mucho tiempo esperé este momento, porque nuestra persona y nuestra familia ha sido objeto de tantos cuestionamientos mediáticos.”

Además, Cáceres comparó su juicio al recordar el momento de crucifixión de Jesús (el diálogo con Pilatos), durante sus declaraciones ante la jueza que conoce la solicitud de medida de coerción en el caso Coral.

 

Sus declaraciones

«A duras penas sé qué hora es… no sé exactamente las presiones que circundan este caso».

“Yo tengo 12 días encerrado y no tengo conocimiento de lo que pasa en mi entorno, a duras penas sé qué hora es cuando me dejan hacer una llamada».

«Hemos venido para mostrar la verdad. No importa lo que sea necesario desafiar para ello».

«Ese encierro no nos causa tristeza realmente, ese encierro nos trae aquí… Nosotros estamos prestos a acatar todas las directrices emanadas de las autoridades».

«Este encierro no nos trae tristeza, porque este entierro nos trae hacia aquí».

«Mi anhelo era tener por fin tener la voz y poder decir la verdad».

«Nosotros, magistrada, encerrados en esa cárcel, cuando las luces se apagan en el recinto a las 10:00 de la noche, la pastora y yo, encendemos otra. Una luz que nadie apagar… A esa hora iniciamos a cantar y a orar, hasta la madrugada».

«Nosotros procedemos de una familia que por generaciones ha servido a Dios».

Adán Cáceres dice que se pone a orar y a cantar junto a la pastora cuando se apagan las luces en la cárcel de Ciudad Nueva. Dice que duran hasta la madrugada.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.