Abuela, madre e hija mueren tras derrumbarse una pared

Slider

Lee y Comparte

Reclaman llevar a la justicia a propietario de ferretería cuya pared colapsó. Gobierno auxiliará familiares

Baní, Peravia.- Una abuela junto a su nieta y la madre de esta última fallecieron el sábado tras quedar sepultadas por la pared de una ferretería cargada de materiales de construcción, en el municipio de Baní, en la provincia Peravia (al sur del país).

Tras más de 24 horas de búsqueda por parte de las autoridades de rescate dieron con el cuerpo de Verónica Carmona, de 49 años de edad. Mientras que Estefanía Romero Carmona de 28 años falleció de camino a un centro de salud y la pequeña Rubianny de dos años, fue encontrada sin vida entre los escombros.

De acuerdo con testigos y vecinos, la tragedia ocurrió alrededor de las 11:45 de la mañana del sábado encontrándose las occisas en el interior de la vivienda ubicada en el barrio Villa Carmen en la comunidad La Paja.

Mayra Perelló, vecina de Verónica, narró que 10 minutos antes de lo ocurrido estuvo junto a la señora Verónica quien le había invitado un café, así como a conversar sobre arreglos de su pequeña casa como lo hacían cada mañana.

Contó que la señora estaba en la cocina, mientras que su hija estaba en el patio lavando una ropa en una ponchera.

Al hablar de la niña Rubianny indicó que no la vio en el momento por lo que entiende estaba dentro de la casa cuando colapso la extensa pared.

“Ella hasta me brindó café (Verónica), pero en ese momento yo salí para mi casa a resolver rápidamente algo con unas tuberías.
No sé cómo sucedió lo demás, pero ya estaba en mi casa y como 10 minutos después escuché un estruendo… cuando miré lo que había era un polvazo, no se veía nada, cuando corrí a ver ya no había casa, todo estaba lleno de escombros”, expresó Mayra Perelló.

Habrían advertido sobre fallas en pared

“Cuando la pared iba por mitad le dije a la persona encargada de la construcción que no continuara subiéndola porque se notaba con desperfectos y me dijo que yo no sabía de lo que hablaba, que no era profesional y mira ahora. Me quedé sin mi esposa, sin mi nieta y sin mi hija, perdí todo”, declaró Santo Felipe Romero, esposo de Verónica.

El señor Felipe Romero afirmó, entre lágrimasm que hace dos años ocurrió un incidente de fuga de agua y materiales en la misma pared. provocado por una fuerte lluvia, por lo que advirtieron al propietario de la ferretería “El Conquistador”, César Sabasto, sobre un eventual desastre que afectaría a los residentes.

“Yo noté desde que hicieron la pared que estaba mal hecha y se lo dije a ellos”, enfatizó Romero que vive en la zona desde hace 22 años.

Los moradores coincidieron al puntualizar que ante tal situación presuntamente, por parte de la ferretería decidieron aumentar la altura de la pared que separaría los materiales de las personas que residen por el lugar.

Comentaron que también fue agregada una tubería de desagüe en el muro que en los días de lluvias inundaba la pequeña zona afectado a los vecinos.

Piden llevar a justicia a propietario de ferretería

Familiares de las víctimas pidieron a las autoridades que se haga justicia contra el propietario de la ferretería para que no quede impune lo ocurrido.

“Nosotros somos gente humilde que no tenemos quien nos defiende y que quede claro que esto no fue un accidente porque se les dijo que no siguieran subiendo la pared. Queremos que por favor se haga justicia”, acotó un familiar.

Presuntamente hace seis días el Ministerio de Medio Ambiente visitó las instalaciones del establecimiento e indicó que debían quitar la arena del borde de la pared.

Más de 90 hombres y varias unidades caninas

El director ejecutivo de la Defensa Civil, Rafael Carrasco Paulino, informó que más de 90 hombres, así como varias unidades caninas trabajaron en la búsqueda de los cuerpos de las víctimas del derrumbe.

Había un camión de rescate, cinco camionetas, una ambulancia y dos retroexcavadoras.

La vicepresidenta se apersonó al lugar y habló con familiar de las víctimas.

Dice buscarán donde familia se establezca

La vicepresidenta de la República y Coordinadora del Gabinete de Salud, Raquel Peña, acudió ayer al lugar donde murieron tres miembros de una misma familia en Baní tras colapsar una pared .La funcionaria acudió acompañada de José Ignacio Paliza, ministro Administrativo de la Presidencia y el ministro de Obras Públicas Deligne Ascención. “Venimos a dar ese abrazo de aliento a los familiares, pero también ayudarlos a resolver también la situación física en que quedaron esas casas, pero sobretodo donde ellos puedan rápidamente mudarse”, dijo Peña.

Fuente: elCaribe

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.