Abinader ha puesto en marcha al menos 6 programas que implican subsidios sociales a través de bonos

PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317
F1911753-0A7B-423F-84A2-4818C8AC0AE5
09AA900B-3293-4A8B-B975-1CD553E22C6C

Lee y Comparte

Shares

En los casi dos años que lleva al frente del Estado dominicano, el presidente de la República, Luis Abinader, ha impulsado varios programas sociales que se traducen en la entrega de bonos a personas vulnerables en la era postpandémica.

Estos proyectos subsidiarios representan para el Estado dominicano la inversión de miles de millones de pesos, lo que el gobierno ha justificado por la crisis provocada por la pandemia del covid-19 y los efectos en los precios del conflicto entre Rusia y Ucrania.

Desde agosto del 2020, el gobierno ha puesto en marcha el Plan Supérate, antes conocido como Progresando con Solidaridad, Mi Vivienda, Mi Vivienda Feliz, Oportunidad 14-24, entrega de recursos a mujeres que sufren maltratos físicos y Bono de Apoyo Familiar.

Este último fue lanzado en el día de hoy, y tiene como finalidad impactar a más de un millón de hogares que no están incluidos en los restantes programas sociales que ha impulsado el gobierno de Abinader.

Bono de Apoyo Familiar tiene proyectado beneficiar a un millón de hogares con el pago de un monto único de 1,500 pesos para de esta forma mitigar y contrarrestar los efectos de la crisis económica que afecta a la mayoría de países.

Plan Supérate

El año pasado, el presidente Abinader lanzó el programa Supérate, que tiene en proyección favorecer a más de un millón de hogares, incrementando en un 60% los beneficiarios del antiguo programa Progresando con Solidaridad.

Con esta iniciativa se duplica el aporte económico de RD$825.00 a RD$1,650.00 mensuales. El programa fue creado mediante el Decreto 377-21, y será iniciado en el Gran Santo Domingo y en la región suroeste.

“Se trata de una nueva estrategia integral que busca elevar la calidad de vida de miles de familias que viven en condiciones vulnerables”, dice el Gobierno.

Este programa ha sufrido la clonación de miles de tarjetas que han desembocado en la sustracción de cientos de millones de pesos, por lo que varias personas en la actualidad se encuentran cumpliendo prisión preventiva.

Plan Oportunidad 14-24

En noviembre del 2020, el Gobierno, a través del Gabinete de Política Social, puso en marcha el programa Oportunidad 14-24, orientado a jóvenes de entre 14 y 24 años que viven en comunidades vulnerables

Este programa de reinserción juvenil, tiene como objetivo incluir hasta 10,000 jóvenes en menos de un año, siendo una de las principales medidas la entrega de un subsidio mensual de 1,000 pesos a los participantes, con el objetivo de alejarlos de la delincuencia.

El propósito principal de esta iniciativa es la disminución de la delincuencia juvenil, la drogadicción y otros problemas relacionados a la falta de oportunidades, tales como los embarazos adolescentes.

Programa Mi Vivienda

El gobierno de Abinader también implementó el programa Mi Vivienda, que beneficiará a cerca de 25,000 personas y dinamizará el sector construcción con la generación de 55,000 empleos directos e indirectos.

El gobierno destinará unos 8,400 millones de pesos para el desarrollo de los primeros cinco proyectos en Santo Domingo Norte, Este y Oeste, al igual que en la ciudad de Santiago. Más adelante se pretende superar los 15,800 millones de pesos con un impacto económico de más de 25,000 millones de pesos.

La primera etapa de esta iniciativa, que se lleva a cabo a través del Instituto Nacional de la Vivienda (INVI), comprende la construcción de 7,544 viviendas que impactarán positivamente a miles de familias de diferentes estratos socioeconómicos.

Programa Mi Vivienda Feliz

En el mismo tenor, el Gobierno a través de una Alianza Público-Privada, puso en marcha el Plan Nacional de Viviendas Familia Feliz (PNVFF), que tiene como propósito que el segmento de la población más vulnerable pueda obtener su hogar a precios asequibles y con un compromiso de pago mensual.

El Gobierno, mediante el Plan Nacional de Viviendas Familia Feliz, ha subsidiado a 95 familias que ya han sido beneficiadas en la primera y segunda entrega de viviendas realizadas en la provincia Azua, lo que alcanza un monto de RD$70 millones, 693 mil 432 pesos, por concepto de Bono Primera Vivienda/ITBIS, Bono Inicial Familiar, Bono Mujer y Bono Tasa de acompañamiento bancario, incidiendo de manera directa sobre familias con condiciones especiales.

Este programa se desarrolla mediante un proceso de alianza Público-Privada, en la que el Estado facilita a los ciudadanos que apliquen, los recursos que permitirán el acceso al financiamiento mediante diferentes tipos de bonos que ayudarán con los pagos bancarios. El proyecto incluye inmuebles con todos los servicios esenciales para una vida digna.

Subsidio a mujeres maltratadas

En el 2020, el presidente Abinader dispuso la instalación de 12 casas de acogida para asistir a las mujeres víctimas de violencia y anunció la reparación de tres casas que están en malas condiciones.

El jefe de Estado también anunció que las damas que estén en condiciones vulnerables serán incorporadas a los programas de asistencia social y se les otorgará RD$10 mil mensuales.

Bono de Apoyo Familiar

El “Bono de Apoyo Familiar” inició este lunes en el distrito municipal de San Luis, provincia Santo Domingo, y a partir del primero de agosto la entrega llegará a San Cristóbal, Peravia, San José de Ocoa, Azua, Barahona, Pedernales, Independencia, Bahoruco, San Juan, Elías Piña, Monte Plata, Montecristi, Sánchez Ramírez, El Seibo, Dajabón y en una segunda etapa se continuará en todo el país.

El Gobierno dominicano lanza este bono a través del Gabinete de Coordinación de Políticas Sociales, en combinación con el Programa Supérate y la Administradora de Susidios Sociales (Adess).

Los beneficiaros fueron seleccionados por el Siuben, luego de un riguroso proceso de depuración en el que se identificó a un millón de ciudadanos que, por su condición de pobreza, fueron considerados para recibir el incentivo económico.

Así, el Bono de Apoyo Familiar está estrictamente dirigido a jefes y jefas de hogar dentro del índice de calidad de vida I y II, que no reciben el subsidio de ´Aliméntate´.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.