Ocho hombres abusaron de un menor de 16 años en el sector San José

PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317
F1911753-0A7B-423F-84A2-4818C8AC0AE5
09AA900B-3293-4A8B-B975-1CD553E22C6C

Lee y Comparte

Shares

Un adolescente de 16 años está hospitalizado luego de ser abusado física y sexualmente por al menos ocho hombres en el sector San José, del kilómetro 7 de la carretera Sánchez en la capital dominicana.

El hecho ocurrió entre la noche del sábado 19 de noviembre y la madrugada del día siguiente. El muchacho fue encontrado tirado cerca a la iglesia del sector y los residentes llamaron al 9-1-1 al notar las condiciones en que estaba.

Luego de más de una semana del ultraje, el menor de edad fue llevado a la unidad de cuidados intensivos (UCI) del Hospital Infantil Robert Reid Cabral, donde «lucha entre la vida y la muerte».

Al preguntar en el hospital, se dijo que no se pueden emitir informaciones porque el caso está en manos de la fiscalía, pero no se especificó. «El hospital únicamente le está brindando la asistencia para que el niño esté estable», explicó Beyanira González, del Departamento de Comunicaciones.
Los hechos

Según contaron residentes, el adolescente consumía drogas y en la noche del sábado 26 de noviembre fue a un punto de venta de esas sustancias. En el lugar, el vendedor le propuso que le daría un reloj a cambio de sexo oral. Él habría aceptado.

Más tarde, quien sería el dueño del objeto, le reclamó por llevarlo puesto. El adolescente le contó cómo lo obtuvo, pero el hombre no le creyó, por lo que se dirigieron hacia el vendedor de drogas para que aclare la situación.

El vendedor, quien no fue identificado por los residentes por temor, negó lo dicho por el adolescente. Fue en ese momento en que lo golpearon y abusaron de él tanto física como sexualmente, al menos ocho hombres, dijeron los residentes. También se cree que le introdujeron objetos por la vía anal.

«Es algo demasiado descomunal», comentaron los residentes, quienes prefieren no dar sus nombres por temor a represalias. Los familiares claman por justicia ante lo sucedido al adolescente quien, aseguran, tenía una orientación sexual hacia los hombres.

Sin protección

El adolescente prácticamente vivía en la calle, a pesar de que en el sector San José residen familiares de él. Su madre también es adicta a las drogas y vaga por las calles de la ciudad y su padre, también era adicto, falleció luego de consumir alcohol adulterado.

Anteriormente vivía con su abuela materna, pero ella falleció el año pasado, por lo que el muchacho se quedó sin protección alguna.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.