20 años del 11-S: la madre de todas las teorías de la conspiración

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
4CD39034-DFC0-45F6-AB78-9DB9A2B42994

Lee y Comparte

Shares

El cineasta Spike Lee, el movimiento QAnon, las redes sociales o las reuniones de amigos y familiares las mantienen vivas: las teorías de la conspiración sobre el 11-S nunca se han ido, solo han evolucionado y en el vigésimo aniversario de los ataques se mezclan con las conjuras pandémicas.

UNA DEMOLICIÓN CONTROLADA

Así se popularizó la teoría de “la demolición controlada”. Esta rechaza que las Torres Gemelas se derrumbaran como resultado del impacto de los dos aviones comerciales que los terroristas hicieron chocar contra los edificios y el fuego originado por la colisión.

Veinte años después, el director de cine Spike Lee ha dado protagonismo a esta conspiranoia en la serie documental que ha realizado para el canal HBO sobre los atentados, “NYC Epicenters 9/11-2021½”.

Lee incluyó opiniones del grupo Arquitectos e Ingenieros por la Verdad del 11-S en una primera versión del montaje, que ha decidido cambiar tras las críticas recibidas.

Esta y otras teorías conspirativas se mantienen vivas en las redes sociales debido a la acción de nuevos actores de la desinformación, como el movimiento QAnon.

En España y América Latina se reproducen esos contenidos engañosos en webs especializadas en publicar falsedades, muy activas durante la pandemia.

Recientemente, por ejemplo, varios sitios de internet han publicado que los familiares de los supervivientes “pretenden presentar pruebas ante un Gran Jurado de que se utilizaron explosivos para destruir el World Trade Center”, en un artículo que respalda dicha creencia infundada.

La investigación oficial contradice tales especulaciones, como deja de manifiesto, entre otros documentos, el informe de la comisión bipartidista creada por el Congreso para analizar los hechos.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.