10 años de carcel a profesor violador

PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317
F1911753-0A7B-423F-84A2-4818C8AC0AE5
09AA900B-3293-4A8B-B975-1CD553E22C6C

Lee y Comparte

Shares

HATO MAYOR. – El tribunal colegiado del Departamento Judicial de Hato Mayor, impuso una condena de 10 años de reclusión a un profesor de Educación Física encontrado culpable de agresión sexual a varias estudiantes de la escuela Santa María del Batey, del distrito municipal Mata Palacio.
Francisco Sosa, llevaba tres años preso por disposición de la juez de la instrucción, Jazmín Varela, que acogió una solicitud del ministerio público.
Purgará la pena en la cárcel General Pedro Santana de El Seibo, según el dispositivo judicial
El Tribunal estaba integrado por Kenia Santana Sosa, juez presidente; Víctor Manuel Pérez Feagoso, suplente y una juez de San Pedro de Macorís.
El Ministerio público estuvo representado por la fiscal Atahualpa Yucet Brito de Salas.
Se recuerda que el educador fue apresado mediante allanamiento a su casa, en el sector Barrio Lindo, donde se presentó la policía judicial, acompañado de la fiscal Atahualpa Yecet Brito de Salas.
Las madres de dos adolescentes del centro educativo que habrían sido supuestamente abusadas sexualmente por el instructor de Educación Física, formalizaron querellas por ante la fiscalía de Hato Mayor, organismo que solicitó la orden de arresto contra el educador.
Según las autoridades las adolescentes habrían revelado a los investigadores, que el profesor Francisco Sosa, abusaba de ella en la sala de informática del centro de estudio semi-privado, ubicado en el batey Santa María en el distrito municipal de Mata Palacio, a unos 14 kilómetros al oeste de Hato Mayor.
Tras el allanamiento, el educador fue llevado al cuartel de la 4ta compañía de la Policía Nacional en Hato Mayor, donde espera el conocimiento de una medida de coerción.
Francisco Sosa, habría revelado a familiares y amigos que otro profesor del centro hacía lo mismo, pero que con esto se busca hacerle un daño a su moral y sacarlo del centro de enseñanzas.
Previo a ser apresado, el educador había sido suspendido de sus labores por la dirección de la escuela Santa María del Batey, que recibió las denuncias de por lo menos cuatro padres de adolescentes que se quejaron del profesor Sosa.
Sosa, dijo que probará su inocencia, «porque conmigo se busca un chivo expiatorio».

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.